¿CÓMO FUNCIONA LA ELECTROESTIMULACION? ¿PARA QUÉ SIRVE?

La electroestimulación no es una técnica milagrosa, sino que respeta el funcionamiento de nuestro cuerpo.
El principio de la electroestimulación es muy simple y reproduce fielmente los procesos que intervienen en la contracción muscular ordenada por nuestro cerebro. Cuando decidimos contraer un músculo, el cerebro envía una orden en forma de corriente eléctrica que se desplaza a gran velocidad por las fibras nerviosas hasta el músculo, que reacciona contrayéndose.
Con la electroestimulación, la excitación se produce directamente sobre el nervio motor gracias a los impulsos eléctricos perfectamente controlados que garantizan la eficacia, la seguridad y el confort en el uso. De este modo, el músculo es incapaz de notar la diferencia entre una contracción voluntaria (ordenada por el cerebro) y una contracción inducida eléctricamente: el trabajo que se produce es idéntico. ¡Es así de natural!

¿PARA QUÉ USUARIOS ES LA ELECTROTERAPIA?

La electroestimulación ha estado reservada durante largo tiempo a profesionales sanitarios tales como los fisioterapeutas. Poco a poco, los atletas que han descubierto los beneficios de la electroestimulación en la cura de sus lesiones han recuperado esta técnica para contribuir en la mejora de su rendimiento muscular. En la actualidad, la electroestimulación se ha convertido en una técnica que está al alcance de todo el mundo.
Expandir

Deportistas

  • para optimizar sus cualidades musculares: lo que funciona para tratar músculos atrofiados o debilitados también funciona con los músculos sanos. Así pues, la electroestimulación permite de manera muy intensiva hacer trabajar los músculos deseados. Este trabajo puede orientarse para desarrollar cualidades específicas según el programa seleccionado: por ejemplo, resistencia aeróbica y fuerza.
  • para acelerar la recuperación tras un esfuerzo intenso y reducir las agujetas.
  • para prevenir las lesiones, como por ejemplo esguinces de tobillo, reforzando ciertos músculos (en este caso, los peroneos).
  • para aliviar dolores, por ejemplo, problemas en tendones o contracturas musculares.

Para saber más

Personas que desean mantenerse en forma

Un modo de vida sedentario conlleva efectos perjudiciales para la musculatura. Los músculos pierden gran parte de su potencia, se cansan con facilidad y pierden la capacidad para desempeñar correctamente su función de sostén del esqueleto y los distintos órganos. Además de las consecuencias negativas para la silueta, esta insuficiencia muscular puede ser causa de dolores lumbares, cuya frecuencia aumenta en las personas que carecen de músculos abdominales eficaces.
La electroestimulación permite restablecer o mantener la tonicidad muscular necesaria para asegurar el sostén del cuerpo de manera eficaz y prevenir numerosos dolores.

Los fisioterapeutas la llaman electroterapia. La utilizan para:

  • rehabilitación; por ejemplo, después de la inmovilización debida a una lesión, los músculos pierden determinadas cualidades y la electroestimulación puede ayudar a recuperarlas. Así pues, los fisioterapeutas utilizan la electroestimulación para reforzar determinados músculos.
  • los hemipléjicos, para los cuales se utiliza electroestimulación para mejorar su capacidad para levantar la punta del pie y mejorar el control de sus músculos.
  • tratamiento de las distintas formas de incontinencia y su prevención tras el parto.
  • alivio de dolores crónicos o agudos, por ejemplo cervicalgias, lumbalgias o lumbociatalgias.
  • mejora de trastornos de personas con problemas circulatorios. Puede ir de la sensación de piernas cansadas hasta la insuficiencia arterial que con frecuencia reduce el perímetro de marcha de estas personas por causa de los dolores.

Personas que sufren dolores

El dolor es un signo cuyas causas pueden ser múltiples. El alivio del dolor es en la actualidad una prioridad en la que la electroestimulación tiene plena vigencia. El dolor de espalda, los dolores articulares o las neuralgias son afecciones en las que con frecuencia está indicada la electroestimulación con fines antálgicos, que puede realizarse en casa o bajo control de un profesional sanitario.

La electroestimulación presenta grandes ventajas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • hacer trabajar los músculos de manera eficaz sin imponer grandes esfuerzos a las articulaciones, como sucede con las pesas que se utilizan en los aparatos de musculación clásica.
  • posibilidad de centrar con precisión el trabajo en un grupo muscular. Resulta muy útil para los fisioterapeutas que, de este modo, pueden preservar las cualidades de los músculos cuya utilización se ve imposibilitada durante una inmovilización.. También resulta muy útil para los deportistas que desean hacer trabajar de forma intensa los músculos más específicamente implicados en sus disciplinas.
  • posibilidad de asociar una estimulación muscular a un tratamiento antidolor para facilitar los progresos de ciertos pacientes.
  • posibilidad de aliviar el dolor evitando o reduciendo la toma de medicamentos responsables de efectos secundarios no deseados.

¿ES PELIGROSA LA ELECTROESTIMULACIÓN?

En primer lugar, la electroestimulación se desarrolló y su eficacia se demostró en el ámbito médico, como lo atestiguan las numerosas publicaciones científicas existentes acerca de sus diferentes indicaciones. Sin embargo, durante muchos anos, las corrientes no poseían las mismas características que las permitidas por la tecnología actual, lo cual, por un lado, impedía su utilización debido a numerosas contraindicaciones y, por otro lado, limitaba sus resultados debido a la dificultad para alcanzar un umbral mínimo de eficacia. En la actualidad, las contraindicaciones son escasas (marcapasos, hernia abdominal o inguinal, epilepsia, abdomen de mujeres embarazadas) y la eficacia se ha mejorado de manera considerable gracias al efecto combinado del avance tecnológico significativo y de los progresos en el campo de la fisiología.
La calidad de los microimpulsos generados por los estimuladores Compex permite evitar la acumulación de electricidad en los tejidos y el riesgo de quemaduras resultante. De este modo, las aplicaciones de larga duración o incluso continuas, como en ocasiones ocurre en ciertos programas antidolor, no presentan ningún riesgo de sufrir quemaduras.
Tampoco se ha registrado nunca ningún efecto no deseado en quienes utilizan la electroestimulación de manera cotidiana desde hace muchos anos, como sucede en ciertas indicaciones médicas.
Expandir

El conjunto de los estimuladores de la gama Compex, incluidos los usados por particulares, cumplen el conjunto denormas europeas e internacionales relativas a los dispositivos médicos y garantizan una utilización completamente segura.

Los progresos más espectaculares se han constatado en los casos en los que la electroestimulación está indicada para el desarrollo de las cualidades musculares y las tareas afines a la musculación. De hecho, frente a la potencia de las contracciones musculares inducidas por la estimulación, resulta legítimo analizar el riesgo potencial sobre las estructuras articulares o tendinosas así como sobre el músculo.

¿Y PARA MIS ARTICULACIONES? ?
¿PARA MIS TENDONES? ?
ELECTROESTIMULACIÓN Y MÚSCULOS?

LAS CONTRAINDICACIONES DE LA ELECTROESTIMULACION

Las contraindicaciones de la electroestimulación son escasas:

  • Personas provistas de dispositivos electrónicos tales como marcapasos o desfibriladores intracardíacos.
  • Personas que sufren epilepsia.
  • Estimulación de la zona abdominal de mujeres embarazadas.
  • Colocación de los electrodos en la parte anterior y lateral del cuello.
  • Estimulación de la zona torácica de personas con patologías cardíacas.
  • Estimulación de los miembros inferiores en caso de trombosis venosa o de obstrucción arterial grave (isquemia).
  • Estimulación de la zona abdominal en caso de hernia abdominal o inguinal.
  • En caso de otros problemas de salud, se recomienda solicitar la opinión de un profesional sanitario.

¿ES DOLOROSA LA ELECTROESTIMULACIÓN?

En la mayoría de los casos, durante las sesiones de electroestimulación se percibe una simple sensación de hormigueo o cosquilleo provocada por la corriente de estimulación, lo cual resulta inevitable. Sin embargo, la gran calidad de las corrientes Compex garantiza el poder utilizar la corriente de estimulación más cómoda posible.

Consideremos dos categorías de programas que no producen las mismas sensaciones:

  • Antidolor y bienestar: la sensación eléctrica es leve, apenas perceptible para algunas personas. Ésta se limita a hormigueos o cosquilleos, así pues, una sensación completamente confortable.
  • Musculación: para los programas de musculación, la sensación “eléctrica” puede ser más marcada, sin embargo:
  • En la mayoría de los casos, la potencia de las contracciones es lo que limita la progresión, mucho más que la sensación “eléctrica”.
  • Además, cualquier usuario se habitúa rápidamente a la sensación que puede percibirse, lo cual permite una progresión bastante cómoda.

¿Por qué se recomienda la utilización de la intensidad máxima tolerable en los programas de fortalecimiento muscular?
Cuando se pretende desarrollar las cualidades musculares, la intensidad de la estimulación es un factor crucial.
Cuanto mayor es la intensidad de la estimulación, más importante resulta la cantidad de fibras musculares que trabajan. Así pues es necesario trabajar con la intensidad máxima que seamos capaces de soportar.
Para progresar, se intentará necesariamente aumentar las intensidades utilizadas a lo largo de cada sesión, así como de una sesión a otra. Éste es el motivo por el cual cuando se realiza con seriedad una sesión de electroestimulación, no siempre resulta agradable ni resulta posible realizar otra actividad de manera simultánea.

¿ES NATURAL LA MUSCULACION POR ELECTROESTIMULACION?

La electroestimulación no puede considerarse como una técnica dopante.
Se trata de una técnica perfectamente segura y que sirve únicamente como complemento al entrenamiento voluntario. Esta técnica es capaz de inducir incrementos musculares (o facilitar la recuperación) como resultado de una actividad muscular de intensidad elevada, muy alejada de una técnica exclusivamente pasiva que no requiera motivación y una seria implicación por parte del deportista.
Ninguna instancia ni federación deportiva nacional o internacional, entre ellas el Comité Olímpico Internacional, considera la utilización de la electroestimulación como práctica dopante ni prohíbe el uso de dicha técnica.
Expandir

Los motivos que fundamentan esta posición son numerosos:

1.NINGÚN EFECTO NOCIVO PARA LA SALUD
Nunca se ha detectado ningún efecto nocivo para la salud, ni a corto, medio o largo plazo, ni incluso en los casos de aquellas personas que requeridos por ciertas situaciones médicas, utilizan esta técnica de manera cotidiana durante muchos años.

2.EL EFECTO ES NATURAL
La electricidad no posee ninguna propiedad que permita desarrollar “artificialmente” ninguna cualidad del sistema neuromuscular. El efecto es natural.

3.LAS CONTRACCIONES MUSCULARES SON COMPARABLES A LAS DEL ENTRENAMIENTO VOLUNTARIO
Los incrementos musculares generados por la electroestimulación tan solo son consecuencia del trabajo (es decir, las contracciones) que realiza el músculo, en respuesta a la estimulación de su nervio motor. Para que las contracciones musculares electroinducidas resulten eficaces deben, necesariamente, ser potentes; Gilles Cometti, del Centre d’Expertise de la Performance de la Universidad de Dijon, estima que es necesaria una tensión equivalente al menos al 60% de la fuerza máxima en el caso de los deportistas entrenados para que se produzca un aumento muscular, lo cual requiere ciertamente una abnegación comparable a la de numerosas sesiones de entrenamiento voluntario.

4.SABIDURÍA MUSCULAR: LOS MÚSCULOS QUE RECIBEN ESTÍMULOS EXCESIVOS POR MEDIO DE ELECTROESTIMULACIÓN ACABAN POR EXTENUARSE Y DEJAN DE CONTRAERSE.
Existe un fenómeno de saturación que los anglosajones denominan “muscle wisdom” (sabiduría muscular) que provoca que los músculos que reciben estímulos excesivos (durante demasiado tiempo o con demasiada frecuencia) mediante electroestimulación, se agotan y acaban por no contraerse más como respuesta a la estimulación. Esto elimina pues el recurso a las exposiciones de larga duración, puesto que resultan totalmente ineficaces.

5.TÉCNICA COMPLEMENTARIA Y NO SUSTITUTIVA DEL ENTRENAMIENTO VOLUNTARIO
La electroestimulación es una técnica complementaria no sustitutiva del entrenamiento voluntario. De hecho, el rendimiento deportivo resulta de la suma de ejercicio cardiovascular, muscular y técnica. La electroestimulación es aplicable sobre el ejercicio muscular. Las historias de atletas que mejoran su rendimiento después de sustituir sus sesiones de rendimiento voluntarias en favor de sesiones de electroestimulación no son más que un mito que carece de sentido.

6.LOS PROGRAMAS DE RECUPERACIÓN NO SON SUSCEPTIBLES DE MEJORAR EL RENDIMIENTO MUSCULAR
Otra de las indicaciones de la electroestimulación neuromuscular es su utilización para favorecer la recuperación tras un esfuerzo. Esto se consigue mediante programas específicos de recuperación activa que no requieren la misma abnegación que los programas de tipo “musculación”. Los efectos son vasculares (aumento del flujo sanguíneo), antidolor (liberación de endorfinas) y descontracturante, y se obtienen mediante una leve actividad muscular que no es susceptible de mejorar el rendimiento muscular, incluso si las sesiones se repiten de manera excesiva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies